Tratamiento del Agua

Tratamiento del Agua

Para evitar la necesidad de cambiar con demasiada frecuencia el agua de una piscina, conservando sus condiciones de limpieza y esterilidad bacteriológica, basta efectuar un tratamiento del agua, de forma continua en circuito cerrado. Este tratamiento consta en principio de tres fases bien diferenciadas

Filtración

La finalidad de esta operación es la de eliminar las materias en suspensión en el agua, así como su clarificación.

Esterilización

La esterilización es de una importancia extrema. Tiene un fin higiénico y otro estético. El primero consiste en evitar la transmisión de enfermedades entre bañistas; el segundo en evitar el desarrollo de algas microscópicas que enturbian el agua comunicándole un aspecto verdoso y antiestético.
Nosotros recomendamos que esta esterilización se realice mediante el Proceso de Cloración y el Tratamiento con Algicida.

Control pH

El Control pH es el elemento más importante en la química del agua de la piscina.

 
©  Industrias Químicas Jiennenses, 2008