Limpieza y Desinfección

Mantener una fábrica limpia no es suficiente. Hay que asegurarse la limpieza de toda la estructura civil, los equipos, los vehículos y cualquier dispositivo que se utilice en el proceso, directa o indirectamente.

Para conseguir esto, la empresa ha de tener establecido el correspondiente plan de higiene donde se refleje:

  • La delimitación de zonas según el grado de suciedad y riesgo.
  • Clasificación y delimitación de maquinaria y útiles según el grado de suciedad y riesgo.
  • Descripción de los aparatos y útiles usados para realizar la limpieza y desinfección.
  • Los tipos, fichas técnicas y dosis de los productos a emplear.
  • Métodos de limpieza y desinfección por zonas, incluyendo la limpieza y desinfección de manos e indumentaria.
  • Persona responsable y ejecutor del plan, así como, cualquier otra información de interés.
  • Periodicidad de las acciones de limpieza.

Productos de limpieza-desinfección:

Los productos de limpieza se deben elegir en función de la naturaleza de la suciedad a eliminar (grasas, incrustaciones minerales, azúcares, etc.) y del tipo de superficie a limpiar (cerámica, metal, cristal, plástico, tejidos, etc.).

 

Elección según el tipo de suciedad:

Suciedad a base Hidratos de Carbono:
Se utilizarán Productos Alcalinos.
Suciedad a base de Proteinas:
Se utilizarán productos Alcalinos,
Suciedad a base de grasas:

a)    Grasa joven: Tensioactivos
b)    Grasa envejecida: Alcalinos más tensioactivos.

Suciedad a base de sales minerales:

Se utilizarán productos Acidos.

 

Elección según la naturaleza de las superficies:

En este apartado, habrá que tener presente las características de cada material en combinación con la materia a eliminar. No es lo mismo eliminar una incrustación calcárea de una superficie metálica oxidable que de un acero inoxidable, o de un gres que de un hormigón.

Secuencia de las operaciones

Los pasos lógicos de una buena limpieza son :

  1. Lavado con el producto elegido, ayudado mecánicamente y con agua potable preferiblemente caliente
  2. Enjuague con agua potable
  3. Secado
  4. Desinfección
  5. Enjuague con agua potable
  6. Secado

El secado es una operación necesaria, para evitar la formación de mohos y el desarrollo de gérmenes patógenos, sobre todo en el interior de los dispositivos de trabajo.

Los enjuagues se han de realizar a fondo. Así por ejemplo, en la limpieza de centrífugas que se ha de realizar con un producto altamente alcalino, hay que enjuagar a fondo hasta que el pH sea neutro.

Relación de productos de nuestra empresa:

Productos Clorados: (los productos que aparecen se vinculan al catálogo)

Productos Acidos:

Productos alcalinos:

Productos tensioactivos:

Con ayuda de las correspondientes fichas técnicas y teniendo presente las distintas situaciones de utilización, se elegirán los productos más adecuados en cada momento.

Una cuestión  muy importante es:

Bajo ningún concepto, en presencia de alimentos se usarán productos que puedan transmitirles características no deseadas, como pueden ser olor o sabor. Por este motivo no debe haber depósitos de combustibles o de disolventes cerca.

 
©  Industrias Químicas Jiennenses, 2008